lunes, 14 de febrero de 2011

DESAYUNO DE SAN VALENTÍN: BIZCOCHO LIGERO DE LECHE CONDENSADA


San Valentín. Lunes. Llueve. Hace frío.

¿Será que San Valentín nos lo ha puesto fácil para que nos apetezca más quedarnos en casita y compartir una velada de brasero y arrumacos?

(será eso y no que estamos en febrero.....)

Cualquier día es bueno para el amor, los detalles, el romanticismo, una sonrisa, un cariño.... pero en San Valentín.... todo se justifica, .... quiero decir que si te saltas la dieta por esos bombones que te han regalado, estás perdonada; si apurais la botella de vino entre los dos un lunes como este por la noche, la resaca del martes se perdona; si te tatuaste el nombre de tu amor, quizás un poco grande, ...... ejem..... en San Valentín todo eso se perdona, (jajajaja), eso y todo lo que puedas hacer para tener un día un poco más especial.

Y como no hay nada mejor que comenzar el día con una sonrisa, he aquí el desayuno de San Valentín que he preparado para sorprender a mi marido: un poco de zumo natural, café o té, y estas rebanaditas tan monas de bizcocho, que si las tuestas puedes untar con ese pedacito de mantequilla que es mi corazón cuando está contigo. Te quiero.

Ay...! Válido para cumpleaños y aniversarios, y para cualquier día que quieras convertir en especial. Este bizcocho ligero se puede tostar, por eso es ideal para los desayunos.

Con esta receta participo en el HEMC#51 que este mes su anfitrion, Cocinando con Manu CatMan dedica a San Valentín. ¡¡Vivan los románticos!!

hemc 51 - San Valentín

BIZCOCHO LIGERO DE LECHE CONDENSADA
1 bote de leche condensada de unos 400 ml.
5 huevos (mejor de gallinas camperas, que los ponen con más cariño y eso al final se nota)
2 Cucharadas de mantequilla a temperatura ambiente
120 gr. harina
1 sobre de levadura tipo Royal
1 pellizco de sal fina

Calentamos el horno a 180ºC, arriba y abajo.

Batimos los huevos con la leche condensada durante 2 minutos con las barillas eléctricas. Añadimos la mantequilla y batimos de nuevo. Mezclamos la harina, la levadura y la sal y la tamizamos sobre la mezcla de huevos. Mezclamos lo justo para que quede todo integrado y vertemos la mezcla en el molde elegido y que previamente hemos engrasado.

Horneamos durante 45 minutos y dejamos otros 10 minutos más con el horno apagado.

6 comentarios:

Sònia dijo...

Que buena pinta que tiene ese bizcocho!!! Mmmmm... ahora con chocolate caliente...mmmm.. Se nota que se acerca la hora de la merienda, no? jajajaja

http://encontrarlafelicidadenlosdetalles.blogspot.com

Sole dijo...

la verdad es que el "ligero" nunca fue mejor aplicado, se nota que es hiper esponjoso y suavecito este bizcocho. me lo llevo. ¡saludos!

Nikë Samo dijo...

ha desaparecido en un abrir y cerrar de ojos, gracias a mi marido y a los ratoncitos que viven con nosotros, así que estoy muy contenta. Por cierto es de los de mojar en el café.

Mª Robledo dijo...

Se ve esponjoso, esponjoso... que ricura.
Un beso y suerte en el concurso

Cocinando con Manu CatMan dijo...

Gracias...una pasada!!! de entrada...me quedo de seguidor y te pongo en el resúmen ahora mismo...un besito

Ana Istance dijo...

tiene buenísima pinta, lo tengo que probar!