sábado, 26 de diciembre de 2009

IRRESISTIBLES: BOMBONES DE BIZCOCHO


Se nos acumulan los dulces y las calorías en diciembre, ay!! Pero como negarnos a tantos bocados deliciosos.....

Si no podéis ya más con toda la comida que os sobra, os propongo una receta de aprovechamiento, que sirve hasta para regalar: los bombones de bizcochos o bizcobolas, como se les conoce popularmente en internet. No es una idea original, la conocí en un foro y luego se la he visto a otras blogueras, pero si no la conoces o si aún no las has probado, ¡este es el momento!

Como base se necesita bizcocho, magdalenas, panetone.... que ya se esté poniendo un poco duro. Las proporciones son las siguientes: por el peso del bizcocho, la mitad de queso crema (tipo Philadelpia) o mascarpone. En la elaboración de esta receta pueden participar los niños mezclando la masa, haciendo las bolas o repartiendo los fideos de colores....

Esta es mi receta.

BOMBONES DE BIZCOCHO
3oo gr de bizcocho (en mi caso unos muffins de vainilla y semillas de amapola muy ricos que hice)
150 gr. de queso crema
4 Cucharadas de azúcar glas
100 gr. de chocolate de cobertura
2 Cucharadas de mantequilla
fideos de colores para decorar

En un cuenco desmenuzamos el bizcocho hasta que esté todo hecho una miga. Añadimos el queso y el azúcar y amasamos para mezclar bien todo. (En este punto he de decir que se le pueden añadir trocitos de frutos secos, frutas escarchadas, trocitos de chocolate y una cucharadita de algún licor como ron, amaretto....).

Llevamos esta masa a la nevera y la dejamos enfriar al menos 1 hora. Pasado ese tiempo podremos manipular fácilmente la masa, mejor con unos guantes, y haremos las bolas. Reservamos.

Ponemos un cuenco al baño María sin que toque el agua y derretimos el chocolate y la mantequilla removiendo con unas barillas. Una vez derretido bañamos nuestras bolas en el chocolate y las dejamos reposar sobre una bandeja forrada de papel de horno. Decoramos con los fideos de colores. Bañadas y decoradas todas las bolas, metemos en la nevera.

(Nota: a la hora de bañar las bolitas, hay otras opciones, como por ejemplo rebozarlas en frutos secos picados como almendras molidas o pistachos; espolvorearlas de canela, de azúcar glas o de cacao; rebozarlas en fideos de chocolate como las trufas; o en azúcar granulado tenido de colores.....)

Al día siguiente, colocamos cada bombón en una cápsula de papel para trufas y vamos pensando quien o quienes van a ser los afortunados en recibir tan delicioso presente.


sábado, 19 de diciembre de 2009

ANIVERSARIO Y REGALOS DE NAVIDAD: SURTIDO DE GALLETAS CASERAS

Hoy es un día para celebrar: cumplo 1 AÑO de blog. Por eso quiero agradecer a todos los suscriptores, a todos los que me visitáis, a los que dejais comentarios y a todos aquellos que se animan a probar mis recetas y deciros GRACIAS, GRACIAS, GRACIAS. Sin vuestro apoyo este proyecto resulta tremendamente difícil.

Y ahora la receta de hoy:


Enfrentarse a la compra de los regalos de Navidad puede resultar agotador. Primero el pensar cual puede ser el regalo que más guste y luego ¡encontrarlo! Mucho caminar, colas en las cajas, un reto aparcar el coche y al final muchas bolsas en la mano.

Al llegar a casa una piensa ¡hogar, dulce hogar! Dar el último toque a los regalos sí es una tarea mucho más placentera: ponerlos bonitos y personalizarlos. Pues para cuando llegue este momento, ¡qué mejor que tomarse algo calentito con unas galletitas caseras y disfrutar pensando en la cara que pondrán! Y si somos capaces de no comérnoslas todas... podremos preparar a los nuestros un estupendo desayuno de Navidad o Reyes.

Estas son algunas de las que he hecho yo.


GALLETAS DE CANELA
250 gr. de harina integral
1 cucharadita de levadura
2 cucharaditas rasas de canela
1 pellizco de sal
150 gr. de azúcar moreno
1 huevo L
100 gr. mantequilla blanda
4 Cucharadas de leche desnatada

Es una sencilla masa quebrada que se hace con la mano, quien dice una mano dice las dos, en un pis pas (recomiendo ponerse un guante). En un cuenco poner todos los ingredientes menos el huevo, la mantequilla y la leche. Remover con la mano y mezclar. Hacer un cráter en el centro y cascar ahí el huevo. Alrededor del huevo ponemos la mantequilla cortada en trocitos y la leche sobre el huevo. Metemos nuestra mano en el cuenco y removemos inicialmente en círculos hasta que la mantequilla se haya enharinado y el huevo se haya roto. En ese momento amasamos, no como el pan, sino a pellizcos hasta que esté todo bien integrado y podamos formar una bola. Si la amasamos en exceso se quebrará a la hora de manipularla. Envolvemos la bola en papel film y la dejamos en la nevera al menos 1 hora. Pasado ese tiempo, disponemos un pliego de papel de hornear sobre la encimera y forramos nuestro rodillo de papel film. Tomamos un trozo de masa, mientras mantenemos el resto en la nevera, y lo estiramos con el rodillo hasta tener un grosor de 3 mm. Cortamos con el cortapastas y las colocamos en la bandeja del horno. Repetimos hasta terminar con la masa. Precalentamos el horno, calor arriba y abajo, a 180ºC y las horneamos durante uno 15 minutos. Al sacarlas las pasamos a una rejilla y las dejamos enfriar bien.


CORAZONES DE CACAO
unas 30 unidades, del blog de Bea (una maestra de las galletas)
Pongo el enlace a la receta, yo no me pude resistir....
Por cierto, mis hijos me ayudaron a decorar estos bonitos corazones y pasaron un rato entretenidísimos.


CAMPANAS DE MANDARINA
250 gr. de harina
1 cucharaditade levadura
75 gr. de azúcar
1 huevo
125 gr de mantequilla blanda
ralladura de 1 limón y de 2 mandarinas
1 cucharadita de zumo de mandarina
1 clara o 1 yema
1 Cucharada de zumo de mandarina
azúcar grueso para decorar

Es otra sencilla masa quebrada que se hace también con la mano en un pis pas (recomiendo ponerse un guante). En un cuenco poner la harina, la levadura, el azúcar y las ralladuras. Remover con la mano y mezclar. Hacer un cráter en el centro y cascar ahí el huevo. Alrededor del huevo ponemos la mantequilla cortada en trocitos y la cucharadita de zumo de mandarina sobre el huevo. Metemos nuestra mano en el cuenco y removemos inicialmente en círculos hasta que la mantequilla se haya enharinado y el huevo se haya roto. En ese momento amasamos, no como el pan, sino a pellizcos hasta que esté todo bien integrado y podamos formar una bola. Disponemos un pliego de papel de hornear sobre la encimera y forramos nuestro rodillo de papel film. Tomamos un trozo de masa, mientras mantenemos el resto en la nevera, y lo estiramos con el rodillo hasta tener un grosor de 1 cm. Cortamos con el cortapastas y las colocamos en la bandeja del horno. Repetimos hasta terminar con la masa. Batimos la clara o la yema, lo que hayáis elegido, yo en este caso clara, con el zumo de mandarina y con la mezcla pintamos las galletas. Les ponemos unos granitos de azúcar para decorar. Precalentamos el horno, calor arriba y abajo, a 180ºC y las horneamos durante uno 20 minutos. Al sacarlas las pasamos a una rejilla y las dejamos enfriar bien.

lunes, 14 de diciembre de 2009

¿CON CUAL TE QUEDAS?: LANGOSTINOS A LA PLANCHA O SCAMPI NO FORNO




















¡Qué gran dilema! Si te gustan los langostinos o los carabineros y piensas prepararlos en estos días de celebraciones navideñas, quizás estés dudando entre servirlos cocidos, a la plancha o al horno. Siempre están deliciosos pero ganan en sabor cuando se preparan de éstas dos últimas maneras.

Estas son fotos de este verano que aprovechando que tuvimos invitados varias veces los preparé de las dos maneras para tener distintas opiniones y ..... ¡¡gustaron las dos muchísimo!!

LANGOSTINOS A LA PLANCHA
Para prepararlos a la plancha lo único que tenéis que hacer es preparar un cuenco con un poco de aceite de oliva y un ajito machacado. Se pone la plancha bien caliente con una pincelada de aceite y se colocan los langostinos. Con ayuda de una brocha los pintamos con nuestro aceite al ajo y los espolvoreamos con sal gorda. Al cabo de unos 2 minutos les damos la vuelta y los pintamos y sazonamos de nuevo. Estarán listos cuando hayan cambiado de color y se vean de un brillante naranja. Comer enseguida.

SCAMPI NO FORNO
Para esta receta de origen italiano, y muy conocida en los foros de MR, preparamos los bichillos quitándoles la cáscara del cuerpo, reservando la cabeza y la punta de la cola. Los disponemos armoniosamente en una fuente para el horno. Preparamos la salsa para 1 kilo de langostinos: 3 ajos machacados, 1 guindilla, aceite de oliva, sal gorda y un buen chorro de vino dulce, que puede ser Pedro Ximenez, Oporto.... Freímos la guindilla en el aceite y retiramos del fuego. Quitamos la guindilla. Añadimos el resto de ingredientes al aceite picantón y lo vertemos sobre los desnudos langostinos. Metemos en el horno precalentado a 200ºC durante 10 minutos (ni uno más) y directamente a la mesa. Sed generosos al preparar la salsa que está de locura y querréis mojar el pan.

Por cierto, esta salsa también va estupendamente con berberechos o almejas....

domingo, 13 de diciembre de 2009

VESTIDA DE LUJO: PASTA CON GULAS Y SALMÓN


Nunca me habría planteado servir en una de las comidas navideñas un plato de pasta y sin embargo esta combinación me ha parecido deliciosa, sorprendente y a la altura del momento.

Será que me pirran todos los ingredientes... (jajajajajajaja)

No sé si a vosotros os parecerá lo mismo que a mí, que este plato puede estar presente en la mesa navideña y hacer las delicias de nuestros invitados (y de la cocinera, porque da poco trabajo), pero tanto si sois de la misma opinión como si no, aprovechad cualquier ocasión para probar esta delicia. Eso sí, no lleneis el plato tanto como en mi foto que al final nos salieron por las orejas (jajajajajaja).

Perdonad por el estilismo tan poco elegante de la foto: estaba ya con los invitados a la mesa y el vino en lo alto de la cabeza......

TAGLIATELLE CON GULAS Y SALMÓN 4 P.
300 gr. de tagliatelle o espaguetti, o cualquier otra pasta larga. En mi caso utilicé unos tagliatelle de San Michel de 5 sabores y extralargos.
2 paquetes de gulas
200 gr. de salmón ahumado/marinado

Cocer la pasta siguiendo las indicaciones del fabricante y dejarla no al dente, sino un poquito más suave. Mientras se cuece, cortamos el salmón en trozos grandes y preparamos las gulas como indique el fabricante. Poner ambas cosas en un cuenco grande.

Escurrir la pasta, ponerla en el cuenco y mezclarla bien. No lleva salsa, pues con el aceite, los ajos y la guindilla de las gulas es más que suficiente.

Servir inmediatamente.

Hay que tener en cuenta que este plato no puede esperar, hay que comerlo recién hecho. Así que si tienes que hacerlo con antelación, queda la pasta cocida, escurrida y tapada y el salmón listo. Con los invitados ya en la mesa, prepara las gulas, da un golpe de microondas a la pasta para que esté caliente y mezcla todos los ingredientes.

domingo, 6 de diciembre de 2009

CON UN TOQUE DIFERENTE: ENSALADA DE LANGOSTINOS Y BRIE


Llega el tiempo de las celebraciones navideñas y las que amamos los fogones y las que tendremos a mucha gente en casa durante esos días, ya estamos pensando en el menu que vamos a elaborar.

Mi único vicio, (o manía....), es no repetir.... no lo puedo evitar. Así que en mi casa cada Navidad es diferente: diferentes aperitivos, a veces un plato de cuchara, otras una ensalada, un día carne, otro pescado....

Hoy presento una de las propuestas que estudio para este año, una ensalada con langostinos, que bien servidos en los platos individuales, nos ahorran la obligada fuente de mariscos, permitiéndonos optimizar nuestro presupuesto y sobrellevar algo mejor los "últimos coletazos" de la crisis.

Sea para estas fiestas o no, no dejéis de probarla.

ENSALADA DE LANGOSTINOS Y BRIE 4 p.
Lechugas variadas (iceberg, lombarda, escarola, ....)
300 gr. de queso brie
250 gr. de langostinos cocidos
1 tomate
8 Cucharadas de aceite
2 Cucharadas de vinagre de Jerez
sal
50 gr. piñones
400 gr. mayonesa
100 gr. salsa de tomate

Preparar las lechugas. [Si sois muchos, en vez de las mezclas de lechugas envasadas, podéis comprar 1-2 lechugas iceberg, 1 escarola y 1/2 lombarda pequeña. Las lechugas iceberg vienen muy limpias y cunden bastante. Si las preparas con antelación, por la mañana por ejemplo, guárdala picada en un cuenco con agua, tapado, en la nevera. Cuando tengas que montar el plato, sólo tendrás que escurrirla bien. La escarola hay que lavarla muy bien porque los bichitos y algunas suciedades suelen esconderse tercamente en el rizo de sus hojas. La lombarda es conveniente partirla en juliana (a tiras) muy fina. Resulta muy crujiente en ensalada y es de temporada y económica.]

Mezclamos la mayonesa con la salsa de tomate y reservamos. Preparamos la vinagreta de tomate: ponemos en un cuenco el aceite, el vinagre y la sal y batimos hasta que emulsione. Añadimos entonces el tomate cortado en dados sin piel ni pepitas y reservamos.

Pelamos los langostinos y reservamos. Tostamos los piñones en una sarten (sin aceite) a fuego suave, con cuidado de que no se quemen y reservamos.

Partimos el queso brie en lascas y las repartimos en el centro de los platos. Echamos unos hilos de mayonesa alrededor. Mezclamos las lechugas con la vinagreta de tomate y las repartimos en los platos encima del queso, repartimos los langostinos pelados alrededor del plato y terminamos con un toque de piñones tostados.

El resto de la mayonesa de tomate la colocamos en una salsera en el centro de la mesa.

lunes, 23 de noviembre de 2009

PASTA Y VERDURAS: TORTELLINI CON ESPINACAS A LA CREMA


¡Qué vicio le tengo a las espinacas últimamente!

Me gustan de todas las maneras, pero sobre todo crudas, en ensalada, en sandwich..... uuhmmmm!!!

Aquellos que crecimos con Popeye y Olivia, convencidos de que las espinacas tenían mucho hierro, debemos saber que esto no es del todo así. Las espinacas tienen hierro, pero en menor cantidad que por ejemplo garbanzos y lentejas, las acelgas o el sésamo. Pero por otro lado, como son una fuente de vitaminas y antioxidantes, sigue siendo altamente recomendable su consumo, sobre todo para las que ya nos ponemos los antioxidantes directamente en vena (jajajajajajajajaja).

Y ahora un juego: 1, 2, 3, responda otra vez: por 15 pesetas, "platos con espinacas", como por ejemplo croquetas de espinacas, tic tac tic tac..... ¿Cuántos platos se os ocurren?

Pues pensando pensando le hice este acompañamiento al plato de pasta de hoy.

TORTELLINI CON ESPINACAS A LA CREMA
1 paquete de tortellini rellenos de queso
1 brik de nata para cocinar
1/2 cucharadita de ajo en polvo
1 cebolla
aceite
500 gr. de espinacas

Cocemos las espinacas y las reservamos. Picamos la cebolla muy finamente y la rehogamos en 3 Cucharadas de aceite. Cuando la cebolla esté tierna añadimos las espinacas y el ajo en polvo. Mezclamos bien y añadimos la nata. Sazonamos a gusto. Dejamos que el conjunto de un pequeño hervor y listo.

Cocemos los tortellini siguiendo las indicaciones del envase. Ponemos una base de crema de espinacas en la base de los platos y los tortellini sobre la salsa.

domingo, 22 de noviembre de 2009

CON THERMOMIX Y OLLA GM: TARTA EXPRESS DE CANELA Y NATA


Ayer tenía ganas de bizcocho y pensé en hacer uno durante la siesta, para que cuando mis hijos se levantaran lo pudieran merendar.

Tenía poco tiempo. Busqué una receta nueva que me apeteciera hacer y finalmente me decidí por un clásico de toda la vida, que yo no había probado, del libro de Thermomix: el bizcocho cuatro cuartos, ideal para rellenar.

Hice un tuneo con este clásico y acerté de pleno. Y encima tuve tiempo de convertir ese sencillo bizcocho en una espectacular tarta..... En tiempo récord.

Una solución ideal para celebraciones o visitas imprevistas. ¿Qué decis?

TARTA EXPRESS DE CANELA Y NATA
130 gr. azúcar
3 huevos
100 gr. aceite de girasol
130 gr. harina bizcochona
un pellizco de sal
1 cucharadita de canela
1 sobre de caramelo
1/2 bote de mermelada de cerezas (casera en mi caso)
100 gr. azúcar
1/2 taza de agua
un chorrito de ron (opcional)
200 ml. nata para montar
4 Cucharadas de azúcar glas
virutas de chocolate

Bizcocho en la Thermomix: Poner el azúcar y los huevos con la MARIPOSA 2 minutos, Tª 37ºC, Vel-3. Añadir el aceite y el caramelo y mezclar 30 segundos, Vel-3. Añadimos la harina, la canela y la sal y mezclamos 10 segundos, Vel-2 y medio. Bajamos lo que quede en las paredes y repetimos el último paso.

Cocemos en la Olla GM: engrasamos la cubeta de la olla. Yo pongo, además, un papel de horno en la base de la cubeta (tengo varios recortados) porque así se desmolda mejor. Encendemos el menú Pastel mientras estamos en los últimos pasos de elaboración de la masa para que se caliente. Vertemos la masa. Cerramos la olla (válvula cerrada). Cancelamos el menú Pastel y programamos de nuevo el MENU PASTEL 35 minutos.

Cuando haya terminado, sacamos la cubeta de la olla y esperamos un poco a que se enfríe para desmoldar el bizcocho. Una vez desmoldado y frío, lo partimos a la mitad.

Hacemos un almíbar con 100 gr. azúcar y 1/2 taza de agua, llevándolo a ebullición en un cazo durante 1 minuto. Retiramos del fuego y bañamos la parte inferior del bizcocho con este almíbar. En este punto añadiremos el ron al almíbar, si queremos una tarta "para adultos", incluso se puede prescindir del almíbar y bañarla únicamente con ron. :))

Cogemos medio bote de mermelada y la repartimos por la base del bizcocho. Colocamos la otra parte del bizcocho sobre la mermelada y preparamos la cobertura.

Montamos 200 ml. nata con 4 Cucharadas de azúcar glas y cubrimos la tarta. Finalmente decoramos con una virutas de chocolate.

Tiempo total empleado: 60 minutos (o menos!).



sábado, 21 de noviembre de 2009

SUPER MERIENDA: MUFFINS DE PLÁTANO Y NUECES


Gracias al monográfico sobre muffins (no son magdalenas!) que ha publicado mi admirada ADI he podido disfrutar de una espectacular merienda.

He seguido todos sus consejos paso a paso y el resultado ha sido fabuloso: unos muffins tiernos, esponjosos, muy aromáticos y muy fáciles de hacer.

Tanto si ya habéis visto su post como si no, os recomiendo que probéis alguna de sus variantes, confirmo un resultado perfecto.

A mi profesor de tenis, que es un goloso, le he obsequiado con un par de ellos y aún se está relamiendo, al igual que Ana, mi compañera de pista, prueba fehaciente de lo rico que están.

No dejo la receta, sería injusto que no visitárais a la verdadera artífice de esta receta y sus recomendaciones. Sólo añadiré que yo utilicé harina Bizcochona (que ya lleva la levadura incorporada), omití la levadura y usé unas nueces bañadas en chocolate de Mercadona que tenía por casa.

domingo, 15 de noviembre de 2009

MENÚ DE DOMINGO CON GLAMOUR: SALMÓN AL HORNO Y PASTELILLOS DE PATATA Y TOMILLO

¿Qué ha sido de aquella época en la que los Domingos todos se enfundaban sus mejores galas y salían a pasear después de misa? ¡¡Cómo ha cambiado la vida!! Los Domingos se han convertido en los días del chándal y de la ropa cómoda, los días de la cara lavada y la cómoda coleta, (del futbol, las motos, la F1....), mientras nos afanamos en preparar comidas y ropa para la semana que comienza.

¿Dónde se ha quedado el Glamour?

Pues yo te lo voy a decir. MI GLAMOUR está de lunes a sábado, conjuntadísimo sobre mis tacones (que tiene mérito, oye, porque trabajo en el casco antiguo "adoquinao" y no veas los tobillos), con las manos "enjoyadas" y una buena capa de maquillaje y raya en el ojo, para disimular lo cansada que estoy..... y funciona, pero para las que no acostumbran, confieso que esto de maquillarse tan temprano o en el coche tiene sus riesgos...... y alguna vez he llegado con la cara pintada como una puerta (jajajajajajajaja). En fin, ¡lo que cansa el glamour!

Vamos que prefiero poner glamour en mi mesa de domingo antes que quitarme la coleta. Hoy toca un 2x1: sólo ofrecer unos aperitivos antes de este plato de salmón con guarnición y ya tenemos el menú del Domingo, festivo y elegante como antaño. He de destacar que este salmón al horno lleva una salsa ¡¡de morirse!!, plato digno de cualquier restaurante de postín. Y la guarnición, que se hornea junto con el salmón, es bien sencilla de hacer y muy aromática al comer.

Apuntad la receta, que luego en Navidad no sabemos que poner.
(Nota: aptísima para niños)

SALMÓN AL HORNO Y PASTELILLOS DE PATATA Y TOMILLO 4-6 p.
Para el salmón:
1 lomo de salmón sin piel
zumo de limón, sal, pimienta
2 Cucharadas de hierbas picadas
2 Cucharadas de aceite de oliva
1 cebolla
1 ajo
2 perejil
1 tomate
1/8 de vino blanco
aceite de oliva
sal
3 Cucharadas de crème fraîche (o nata de cocinar en su defecto)
cayena al gusto

Para los pastelillos de patata y tomillo (12 unidades):
400 gr. de patatas harinosas (para cocer)
sal
100 gr. de almendras molidas
1 huevo (M)
50 gr. pan rallado
150 gr. de Creme fraîche
1 Cucharada de tomillo fresco

EL SALMÓN:
Hacemos un corte longitudinal al salmón en su parte más gruesa, sin llegar al fondo, para que se nos cocine de manera más uniforme. Mezclamos zumo de limón, sal, pimienta, las hierbas y el aceite y con esa pasta untamos el lomo por ambos lados y lo colocamos en una bandeja apta para el horno. Pelamos el tomate, lo cortamos en cubitos y reservamos.

En una sartén preparamos un sofrito: en un poco de aceite rehogamos la cebolla y el ajo picaditos junto con el perejil. Cuando la cebolla esté tierna, vertemos el sofrito sobre el salmón y añadimos los cubitos de tomate. Añadimos el vino y cubrimos la fuente con papel de aluminio.

Introducimos en el horno precalentado a 190ºC y horneamos durante 30-40 minutos. 10 minutos antes de terminar retiramos el papel de aluminio.

Cuando ya esté horneado, pasamos las verduras y el caldo obtenido a un recipiente y las trituramos. Le damos un hervor para que se reduzca (pueden ser 1-2 minutos de microondas) y antes de servir añadimos la crème fraîche. Si no hay niños, recomiendo un toque de cayena en la salsa.

Este último paso es optativo. Siempre se puede servir el salmón con sus verduritas tal cual sale del horno, pero yo recomiendo servirlo con la salsa y garantizo un plato de restaurante.


LOS PASTELILLOS:
Lavar, pelar y trocear las patatas. Las ponemos en una cacerola cubiertas al ras de agua y le añadimos 1/2 cucharadita de sal. Ponemos a cocer hasta que estén tiernas. Escurrimos las patatas y las hacemos puré, bien con la herramienta indicada para ello, bien con un tenedor, bien pasándolas por el chino con el cedazo grueso (nunca con la batidora, nos quedaría chicloso). Dejamos que se enfríen.

Mientras, en una sartén de fondo grueso, tostamos las almendras molidas, con cuidado de que no se quemen, hasta que estén doraditas y las reservamos en un plato. Añadimos a las patatas el huevo, el pan rallado, la creme freîche, las almendras y sazonamos a gusto. Hay que mezclarlo todo muy bien hasta obtener una masa homogénea. Finalmente añadimos el tomillo y mezclamos de nuevo.

Untamos unas flaneras individuales (de aluminio mismamente) con algo de aceite y repartimos la masa obtenida entre los 12 recipientes. Untamos la superficie de cada pastelillo nuevamente con un poco de aceite de oliva y los colocamos en una bandeja de horno. 20 minutos antes de que termine el pescado, introducimos la bandeja en la guía inferior de nuestro horno durante 10 minutos. Sacamos la bandeja y la volvemos a introducir en la guía superior de nuestro horno, por encima del pescado, durante otros 10 minutos.

Si nos gustan más doraditos podemos darles un golpe de grill.

domingo, 8 de noviembre de 2009

TENTACIONES OTOÑALES: BIZCOCHO DE AVELLANAS ANGELIQUE


Con bastante retraso a mi cita semanal os presento uno de los mejores bizcochos que he probado jamás. Este es de los pocos, si no el único, que repito con cierta frecuencia. Ya véis, para enmendar mi ausencia os traigo un bocado dulce, y de los buenos.

Contraindicado para contadoras de calorías y amantes de lo "sin". Lleva una buena dosis de avellanas que se complementa con unas perlitas de chocolate en su interior. En la foto que presento, va cubierto de un glaseado simple que no me quedó como debía (¡pido perdon!), así que no dejéis que os engañe su aspecto poco agraciado. Recomiendo a las más atrevidas que lo cubran de chocolate.

Ahora que tenemos los frutos secos de temporada a mano, hay que aprovecharlos en mil preparaciones para disfrutar de su frescura y de su aroma. Y será eso, aroma, aroma a otoño (¡y a pecado!) lo que invada vuestra casa mientras cocéis este bizcocho en el horno.

Por cierto, se llama así, porque la receta original me la proporcionó una amiga, que a su vez la tenía de su amiga Angelique. ¡¡Gracias Angelique!!


BIZCOCHO DE AVELLANAS ANGELIQUE
150 gr. de mantequilla
200 gr. azúcar
1 Cucharada de azúcar vainillado
3 huevos
125 gr. de harina
75 gr. maicena
1 sobre de levadura
150-200 gr. avellanas picadas
100 gr. perlitas de chocolate

Batimos la mantequilla hasta que esté blanca y le añadimos el azúcar y el azúcar vainillado. Batimos bien hasta que tengamos una mezcla esponjosa y vamos añadiendo los huevos de uno en uno. Una vez integrado el último huevo, añadimos las dos harinas mezcladas con la levadura. En este punto hay que batir lo justo para que se integre la harina. Añadimos las avellanas y las perlitas de chocolate, removiendo con una cuchara o lengua. Si la masa quedara demasiado espesa, añadimos un poquito de leche.

Precalentar el horno a 175ºC. Introducir la masa y cocer durante 70 minutos.

Una vez frío se puede cubrir de chocolate o de un glaseado. (Recomiendo que sea con chocolate.)

Uuhmmmmm...............


lunes, 2 de noviembre de 2009

DE TOMA PAN Y MOJA: GUISO DE TERNERA ORIENTAL


Comienza Noviembre y por fín llega el frío. Vaya, ya tenía yo ganas, que todo me termina cansando, hasta llevar la manga corta (dentro de un mes me arrepentiré de estas palabras, ups!)

Ahora que se encienden los braseros en las casas y uno llega con las manos y los pies fríos no hay mejor recibimiento que los aromas a guisos que salen de nuestra cocina. ¡Qué mejor perfume para calentar el alma y el estómago, anticipo del festín que vendrá después!

El resultado del esfuerzo lo comprobaremos cuando veamos los platos rebañados con el último cuscurro que ha quedado de la barra de pan puesta sobre la mesa. ¡Sí señor, eso es que hemos triunfado!

Y así ocurrió con este guiso aromático, con el que recibí a los míos a la llegada de los primeros fríos... Mojando con la salsa y rebañando, al final no hubo nada que fregar (jajajajajajaja).

GUISO DE TERNERA ORIENTAL (hecha con la olla GM)
750 gr. de ternera para guisar cortada en dados (ej. llana de pecho)
50 gr. aceite
1 cebolla picada
2 manzanas
1 Cucharada de curry
sal
1/2 pastilla de Avecrem
2 cucharaditas de Maicena
1/2 medida de nata (100gr. aprox)
1 Cucharada de vino de Jerez (u otro vino dulce)
50 gr. de champiñones de lata (1 latita pequeña)
1 tomate gordo, pelado, sin pepitas y en dados

En menú Cocina doramos la carne en el aceite. Añadimos la cebolla, las manzanas en trozos y el curry. Rehogamos 5 minutitos más y sazonamos. Añadimos 1 Medida de agua y el avecrem. Programamos menú Carne. Cuando finalize, despresurizamos y sacamos la carne por una lado y la salsa por otra. Tiruramos la salsa con la batidora y la devolvemos a la olla, añadimos entonces la Maicena desleída en una cucharada de agua, la nata y el vino. Dejamos cocer en menú Cocina hasta que la salsa tenga una textura cremosa. Apagamos y añadimos los champiñones, el tomate y de nuevo la carne. Mezclar todo bien y al plato.

No olvideis poner el pan en la mesa.....

domingo, 25 de octubre de 2009

LAVADO DE CARA: SOPA DE ESTRELLITAS AL PESTO


Aquellos que tenemos niños pequeños sabemos lo difícil que resulta introducirles nuevos alimentos y sabores sin que suponga un drama. Como ya he comentado en otro post, el curry es uno de los sabores nuevos que mejor aceptan los niños, sobre todo con arroz y pollo. Os animo a que lo probéis.

Sin embargo, las madres y padres no estamos para exploraciones culinarias, porque apenas nos llega el tiempo para nuestra cocina de sota, caballo y rey, por eso hoy os brindo una idea para renovar uno de nuestros básicos más socorridos y aplaudidos: la sopa; dándole un toque novedoso con un poco de pesto.

Los recientemente iniciados en los fogones deben saber que el secreto de una buena sopa es un buen caldo. Aquí cada familia añade sus ingredientes y lo hace a su manera pero lo primero que se necesita es una olla express o rápida (más que nada porque en la cacerola se tarda y se consume más energía).

Se ponen unos huesos (un cárcabo o esqueleto de pollo, un hueso de ternera - e.j. rodilla- y de cerdo - e.j. costillas u otro-) y unas verduras (apio, zanahoria, patatas, boniato, cebolla, puerro...). Hay quien le añade algo de carne de ternera o unos muslos de pollo (mejor sin piel para que no nos quede grasa) y luego aprovecha estas carnes para otras preparaciones. Si queréis un saborcillo como de cocido añadir un puñado de garbanzos, que si no han estado en remojo previamente, luego desecharemos.

El caldo resultante lo podemos usar en infinidad de preparaciones diferentes, pero hoy vamos a preparar una rica sopita para niños y mayores.

SOPA DE ESTRELLITAS AL PESTO 4 p.
Para el caldo:
1 hueso de ternera, rodilla
2 costillas de cerdo
2 muslos de pollo sin piel
1 puñado de garbanzos
1 bandeja de verduras para el cocido (incluye 1-2 boniatos, unas zanahorias, 1 puerro, 1 apio, más o menos)
agua y sal gorda

Para la sopa:
100 gr. de pasta para sopa, en este caso estrellitas
2 Cucharadas de salsa Pesto (yo uso Knorr, en Mercadona)

En la GM:
Ponemos todos los ingredientes del caldo en la joya GM. Cubrimos con agua hasta el máximo y añadimos sal gorda a gusto. Cerramos y programamos menu Carne. Una vez finalizado dejar que despresurice sola. Abrir y colar el caldo.

En olla express convencional:
Ponemos todos los ingredientes del caldo en una olla de unos 6 litros de capacidad. Cubrimos con agua hasta el máximo y añadimos sal gorda a gusto. Cerrar y cocer durante unos 40 minutos a contar desde que suene la pesa. Retirar del fuego y despresurizar la olla quitando la pesa. Abrir y colar el caldo.

Para 4 personas necesitaremos 1 litro del caldo que hemos hecho previamente, que pondremos a cocer y al que añadiremos 100 gr. de estrellitas u otra pasta especial para sopa. Cuando la pasta esté cocida, retiramos del fuego y añadimos 2 Cucharadas de salsa pesto. Removemos bien y a la mesa.

Es interesante comprobar como con un pequeño gesto podemos cambiar completamente el sabor de un sencillo plato de sopa. Espero que os guste.

domingo, 18 de octubre de 2009

LEGADO DE ABUELAS: BIZCOCHO DE LA MARQUESA


Un bizcocho sencillo, que va pasando de madres a hijas en mi familia desde......ufff, ..... ¡¡siempre!! No sé porque se llama así, será que a alguna marquesa se le reblandecían los huesitos con este tierno bocado, (jajajajaja).

Lo he llevado a la oficina y me he sorprendido porque muchos de mis compañeros no lo conocían, por eso me he animado a subirlo.

Si os gustan los sobaos pasiegos os gustará este bizcocho por su sabor, pero que a diferencia de los sobaos tiene una textura mucho más ligera.


BIZCOCHO DE LA MARQUESA
3 claras
3 yemas
200 ml. de nata para montar
125 gr. de mantequilla
170 gr. de azúcar
200 gr. de harina
1 sobre de levadura

Primeramente montamos las claras a punto de nieve muy firme con un pellizquito de sal y unas gotitas de limón. Reservamos. Seguidamente montamos la nata bien firme. Reservamos. Mezclamos el harina con la levadura y reservamos.

En un bol batimos las yemas con el azúcar y la mantequilla a temperatura ambiente hasta que esté todo bien ligado y quede cremosito. A esta mezcla vamos añadiendo el harina a cucharadas y vamos mezclando. Luego añadimos la nata montada y la mezclamos con movimientos envolventes. Finalmente añadimos de igual forma las claras montadas, integrándolas bien con el resto de la masa y con cuidado para que no se bajen.

Precalentamos el horno a 190ºC. Vertemos la masa en un molde a nuestro gusto previamente engrasado y horneamos durante unos 30-40 minutos. Sacamos y dejamos enfriar antes de desmoldar.

viernes, 16 de octubre de 2009

ABRIENDO BOCA: PULGA NIDO

Con esta receta participo en el HEMC#37 para el que Maragda de La Quinta de Luculus y anfitriona del evento ha elegido en esta ocasión el tema Aperitivos.

hemc 37 - aperitivos

Y eso es lo que he hecho: un aperitivo. Llámese tapa, pincho o pintxo, bocadito o como se nos ocurra a esta noble tradición española que todos deseamos que se siga manteniendo viva mucho tiempo. A la hora de degustarlo casi todo vale, desde lo más simple a las creaciones más sofisticadas de la cocina en miniatura.

Hay una que nunca falla, bueno, rectifico, hay DOS que nunca fallan y son del agrado de todo el mundo: una tapa de buen jamón ibérico y un pincho de jugosa tortilla de patatas.

Mi propuesta de hoy se inspira en las conocidas "pulgas" o pequeños panecillos que rellenos de queso o de algún tipo de fiambre o embuchado se suelen servir en los bares a esa hora tan extraña entre el final de los cafés y el inicio de las cervecitas, cuando uno ya no sabe que pedir.

El relleno elegido es muy otoñal y campestre: setas y espárragos.

A disfrutar.


PULGAS NIDO 8 unid.
8 panecillos especiales para pulgas
1 cebolla picadita
1 ajo prensado
150 gr. de champiñones
1 bote pequeño de espárragos verdes
perejil picado
8 huevos de codorniz
aceite de oliva
sal
pimienta negra molida
pimentón dulce

Lavar y picar los champiñones. Reservar las puntas de los espárragos y trocear los tallos. Rehogar en una sartén con un poco de aceite la cebolla picada, el ajo, el perejil, los champiñones y los tallos de los espárragos hasta que esté todo tierno. Retirar del fuego y sazonar con sal y pimienta molida.

Cortar la parte superior de los panecillos y vaciar la miga. Rellenar el hueco con una cucharada de las verduras regogadas, con ciudado de dejar hueco para el huevo. Cortar la parte superior de los huevecillos con cuidado y también con cuidado verter el huevo sobre el relleno, intentando que la yema nos quede centrada. Poner unos granitos de sal sobre cada yema.

Calentar el grill del horno e introducir todos los panecillos hasta que se cuaje el huevo y se dore ligeramente el pan, entre 5 o 10 minutos. Servir espolvoreado ligeramente con un poquito de pimentón.

domingo, 11 de octubre de 2009

QUERIDA PORTUGAL: PESCADO AL ESTILO PORTUGUÉS

Portugal, un país para perderse.

Este podría ser el eslogan turístico de Portugal y mi recomendación a los viajeros: ¡¡perderos, perderos!! En realidad tampoco es tan difícil perderse, es uno de sus mejores encantos: estrechas carreteras locales, pequeños indicadores escondidos entre la vegetación y..... voilá, llegas a lugares preciosos y lo mejor, te encuentras con gente maravillosa.

Portugal tiene escenarios naturales de lo más variado: playas inmensas de arena fina, calas secretas, bosques húmedos y frondosos, sierra, dehesa.... en fin, busques lo que busques no quedarás defraudado, sobre todo acompañado de su excelente gastronomía: ¡¡cómo se come en Portugal!! Los pescados a la brasa, los guisos de marisco, las sopas de toda condición, las espetadas de carne..... sus vinos y sus postres, con una variedad exagerada, muchos huevos y mucho azúcar. Adoro Portugal.

La receta de hoy es un pescado hecho al estilo portugués, al horno, con patatas, verduritas y vino y cilantro. Como todo lo de este país, no os defraudará.

PESCADO AL ESTILO PORTUGUÉS 6p.
800 de pescado de carne firme (ej. rosada)
600 gr. de patatitas
120 gr. de jamón picadito
2 cebollas
2 ajos
3 tomates
2 pimientos
1 ñora
cilantro, un puñado
1 hojas de laurel
sal
5 cucharadas soperas de aceite de oliva
1 cucharadita de pimentón picante

Cocer las patatas limpias y con su piel en agua con sal. Escurrir, pelar y cuartear. En su defecto, comprar un bote de patatitas francesas ya cocidas (las que venden en Mercadona son muy tiernas) y no partirlas.

Picar las cebollas, los ajos y los pimientos. Calentar el aceite y rehogar los ajos, las cebollas, los pimientos, el laurel, el cilantro, la ñora muy picadita y el jamón durante 5 minutos. Sazonar. En una fuente apta para horno, verter esta salsa de pimiento colorao.

Lavar el pescado, secar con papel de cocina, cortar en 6 trozos y sazonar. Acomodar el pescado y las patatas en la fuente. Precalentar el horno a 200ºC unos 10 minutos, introducir la fuente y hornear 20 minutos.

Acompañar de pan tierno y una buena copa de vino, por ejemplo un fresco rosado portugués como Mateus Rosé.

domingo, 4 de octubre de 2009

BOCATA CHIC: BOLLITOS INTEGRALES CON ACEITUNAS ALLA ITALIANA

Con la llegada de octubre llega oficialmente el otoño. Ya he cogido la rutina de llevar los niños al cole, los universitarios se incorporan al nuevo curso y ya me he cansado de las chanclas y la nivea, sobre todo porque hace tiempo que he perdido el moreno.

Ahora toca cambiar el armario para sacar las lanas y los tejidos pesados y comprobar si aún quepo en la ropa de la temporada anterior..... (aysssss)

Estoy.... no se...., con ganas de estrenar, con ganas de dejar atrás el look desenfadado del verano y plantarme mis medias y mis tacones (es que soy muy urbanita.... jajaja). A mi cocina le pasa lo mismo, me está pidiendo de rodillas el volver a los guisotes y a los bizcochos, pero claro aún hace calorcito y me parece un poco pronto para hacer comidas invernales. ¿Qué te parece para esta transición estacional este sencillo y a la vez sofisticado bocadillo?

Estos bollitos con aceitunas y aromas a Italia dan abrigo a cualquier relleno, ¿te atreves?

BOLLITOS INTEGRALES CON ACEITUNAS ALLA ITALIANA
2 y 2/3 de tazas de harina de trigo integral
1 taza de harina de trigo normal
2 Cucharadas de aceite de oliva
1 cucharadita de azúcar
1 y 1/2 cucharadita de sal
1 sobre de levadura de panadería
1 latita de aceitunas negras sin hueso bien escurrida (50 gr.)
1 y 1/2 Cucharada de especias italianas

Poner todos los ingredientes en la panificadora menos las aceitunas en el orden indicado por el fabricante. Programas el menú de pan integral rápido. Añadir las aceitunas cuando suene la señal de aviso. Sacar la masa despúes del último amasado. Cortar en 8 porciones iguales, a las que daremos forma de bollito y dejaremos subir durante 1 hora en la bandeja del horno cubiertos con un paño.


Tras el resposo, habrán aumentado su volumen. Con un cuchillo o unas tijeras hacemos un corte longitudinal no muy profundo en todos los bollitos.


Los pincelamos con aceite y los horneamos en el horno precalentado a 180ºC durante 20 minutos. Dejar enfriar sobre una rejilla.

Elegir un suculento relleno para estos panecillos o servir de acompañamiento a una sencilla cena de queso y fiambre.

domingo, 27 de septiembre de 2009

TRAS UNA DURA JORNADA: ENSALADA DE AGUACATE, RÚCULA Y TRUCHA


Después de un día "complicado", llegaba yo a casa a eso de las 22:15 procedente de machacarme en mi clase de tenis y los rugidos de mi estómago estaban dispuestos a sacar a mis vecinos a las ventanas.

Por Dios, con este cansancio, a estas horas.... no me quedan ganas de cocinar.... pero .... ¿qué veo por aquí? Un paquetito de trucha ahumada "escondido" tras unos botes y el último aguacate, ya en su punto, anda ¡qué suerte!... Uhmm, ¡¡qué ensalada me voy a preparar!!

Todo lo que me apetecía para la ensalada lo tenía a mano y aún me quedaba un trozo de pan multicereales para acompañar. Oye, qué rica quedó y cómo nos gustó.

ENSALADA DE AGUACATE, RÚCULA Y TRUCHA 2p.
1 paquete de rúcula, del que utilizaremos la mitad
1 aguacate "al dente"
1 paquete de trucha ahumada, u otro ahumado al gusto
2 huevos duros
2 Cucharadas de pepinillos en vinagre
Para la vinagreta:
4 Cucharadas de aceite de oliva
1 Cucharada de vinagre suave
1/2 cucharadita de mostaza de Dijon
1/2 cucharadita de eneldo picado

Preparar dos platos y repartir la rúcula. Partir el aguacate y trocearlo, la mitad para cada plato. Abrir el ahumado, picar y repartir. Pelar los huevos duros y picar un huevito en cada plato. Coronar con los pepinillos picados muy finamente.

Poner todos los ingredientes de la vinagreta en un vaso y batir con el tenedor hasta emulsionar. Repartir sobre la ensalada y acompañar de pan de centeno o multicereales.

viernes, 25 de septiembre de 2009

AL CUALQUIER HORA: HUMMUS (Y SUGERENCIAS)


Otro de los éxitos del verano: el hummus.

Las que somos aficionadas a los blogs culinarios ya conocíamos esta receta, pero aún hay mucha gente que no la ha probado y que se ha sorprendido muy gratamente con su sabor.

Esta es otra de las propuestas que he incluido en los menús veraniegos con los que he querido agasajar a mis invitados. Cuando les explico que es una especie de paté de garbanzos no se sorprenden mucho, pero cuando lo prueban se les ponen los ojos como platos mientras asienten con la cabeza y dicen "uhmmm, uhmmm" (jajajajajajaja) y repiten y repiten y repiten, hasta que no pueden más.

De verdad, qué feliz he sido este verano con mis propuestas gastronómicas: lo mejor ha sido ver sus caras y sus barrigotas antes de marcharse (jajajaja). Desde luego la mejor recompensa para el esfuerzo realizado.

Para acompañar al hummus, compré un pan de chapata que corté en rodajas muy finas y que luego tosté con el grill del horno sólo por una cara. Toma nota de esto porque es el pan perfecto para acompañar cualquier paté (te ahorras comprar los biscotitos y además está más rico).

Para los que aún no lo han probado:

HUMMUS (paté de garbanzos) 6-8 p.
1 diente de ajo que no sea muy gordo
3 Cucharadas de semillas de sésamo
1 bote de garbanzos cocidos
1 cucharadita rasa de sal fina
1/2 cucharadita de comino molido
2 Cucharadas de zumo de limón
5 Cucharadas de agua
5 Cucharadas de aceite de oliva
Para acompañar:
1 chapata

Lavar los garbanzos bajo el grifo hasta que estén limpios y dejarlos escurrir. Poner el sésamo en una sartén sin aceite y tostarlo a temperatura media sin dejar de remover porque se quema muy rápidamente. Esto hará que se potencie su sabor. Apartamos y reservamos. Ponemos todos los ingredientes en el orden indicado en un robot de cocina o minipimer y lo trituramos hasta que nos quede una pasta lisa.

En la Thermomix:
Trituramos primero 10 segundos, V6. Abrimos y con la espátula bajamos lo que haya en las paredes. Luego volvemos a triturar 1 minuto a velocidad progresiva V3-5-7-9.

Si tu robot no es muy potente es probable que el sésamo no te quede bien triturado. Te aconsejo utilizar Tahina, que es una pasta de sésamo que puedes encontrar en herbolarios y que se utiliza sobre todo para preparar esta receta.

Colocamos el hummus en un cuenco. Vertemos un chorrito de aceite de oliva en la superficie y espolvoreamos con pimentón dulce.

Preparamos el pan de la siguiente manera: lo cortamos con un cuchillo de sierra en lonchas muy finitas y las colocamos en la bandeja del horno. Las doramos con el grill unos minutos, con cuidado que se doran rápidamente, y las sacamos a la panera. Queda un pan perfecto para cualquier paté o dip que queráis preparar.

OTRAS SUGERENCIAS DE PRESENTACIÓN:
1. Como entrante:
  • Rellenar unas lonchas de bacalao ahumado con el hummus y enrollar. Servir un rollito por comensal, espolvorearlo con pimentón y acompañarlo con una ensalada verde y tomate rallado.
  • Hacer unos chips de boniato, remolacha y patata y servirlos para acompañar al hummus.
2. Como canapé:
  • Rellenar unas lonchas de bacalao ahumado con el hummus y enrollar. Cortar en rodajas y colocar sobre panecillos de canapé. Espolvorearlo con pimentón y adornar con una hojita de perejil.
  • Rellenar unas hojas de endivia con hummus y decorar con huevo duro rallado.
  • Rellenar unos tomatitos partidos a la mitad, cubrir un un poco de atún escurrido y desmenuzado y una anchoa.
3. Como plato principal: Preparar unos lomos de bacalao al horno, o unos lomos de merluza en la sartén. Preparar en el plato una cama de hummus, generosa. Colocar el pescado encima. Mezclar un poco de aceite con pimentón dulce y salpicar el pescado (con gracia para que nos quede decorado). Acompañar de unas patatas cocidas con su piel y unas verduras a la plancha (calabacín, berenjena, espárrago verde).

domingo, 20 de septiembre de 2009

PARA PICAR: CHERRIES CON MOZARELLA AL PESTO


Dedicado a mi amiga Marta, una eterna principiante en el mundo de los fogones.

He aquí el éxito de este verano.

Suelo aprovechar las vacaciones para recibir invitados en casa y así, con la escusa del buen tiempo y de que la mayoría estamos más disponibles, dar a probar a paladares muy diversos mis nuevas propuestas culinarias.

Todos los invitados han sucumbido antes estos cherries bien aliñaditos, alguno de ellos hasta remató el platillo con la cuchara (jajajajajaja). Es la mejor recompensa para la cocinera, ¿verdad?

Si queréis probar con una propuesta diferente de pesto, os remito a mi post "Tapas modernas: Cucharillas de degustación I", donde podéis encontrar la receta de un pesto de espinacas y nueces.

No dudeis en hacerlos.


CHERRIES CON MOZARELLA AL PESTO 4 p.
1 bolsa/cajita de tomates cherries
1 mozarella de bufala (en casi todos los supermercados junto al queso fresco)
1 bote de pesto Knorr

Lavar los tomates y dejar escurrir. Colocarlos en un cuenco. Sacar el queso de la bolsa con cuidado de no salpicarlos con el líquido de la salmuera en el que viene. Troceamos el queso y lo añadimos a los tomates. Abrir el bote de pesto y remover bien con una cucharilla. Luego añadir 1 ó 2 cucharadas soperas de pesto a los tomates y remover bien el conjunto.

Servir y poner al lado un poco de pan, una chapata sería perfecto, para rebañar lo que quede (jajajajaja).

PD: Marta, ¿está a tu altura o no? Mil besos.

domingo, 13 de septiembre de 2009

VERDE VERDE: ENSALADA DE ESPINACAS Y RÚCULA


Muchos dirán al ver esto ¡comida para conejos! y tienen razón (jajajajaja), pero no sabéis que buena es esta ensalada para acompañar la carne o el pescado de una barbacoa.

Es conocido que una buena parrillada o barbacoa debe acompañarse de verduras para digerir y eliminar mejor las grasas de las carnes y pescados hechos de esta manera. En más de una ocasión me ha tocado a mí el aportar la parte "verde" de la parrillada y me ha dado más de un dolor de cabeza: una ensalada de lechuga.... muy simple; y si le echo maíz, atún y huevo.... demasiado corriente; una ensalada de tomate.... no lleva verde; o de pasta, o de patatas.... demasiado contundente para ser guarnición...... ¡ay madre!

Pues ya he descubierto la ensalada perfecta para una parrillada, esta que os traigo hoy. Que quieres bajar la barriguita del veraneo a pie de chiringuito, que quieres una cena ligera y saciante, que quieres acompañar unas carnes o un pescaito a la brasa...... esta es tu ensalada.

En la foto aparece con queso fresco que yo añadí para completar mi cena, y que se puede sustituir por unos taquitos de fiambre bajo en grasas.

ENSALADA DE ESPINACAS Y RÚCULA
150 gr. de hojas de espinaca para ensalada
50 gr. de rúcula
1 tomate rojo gordo
sal a gusto
4 Cucharadas de aceite de oliva
1 Cucharada de vinagre de jerez
3 golpes pimienta blanca molida

Trocear las hojas de espinacas del tamaño de un bocado y disponerlas en una ensaladera. Añadir la rúcula partida a la mitad con las manos y mezclar bien. Disponer rodajas de tomate sobre el verde de forma decorativa y hacer lo mismo con el queso fresco o el fiambre, si es que hemos decidido añadir ese "extra".

Mezclar el aceite, el vinagre y la sal y batir para emulsionar la vinagreta. Añadir a la ensalada y como último toque un poquito de pimienta blanca molida..... et voilá!

domingo, 23 de agosto de 2009

ENSALADA DISOCIADA: ENSALADA DE PASTA CON ESPINACAS


Solucionados los problemas "técnicos" que me obligaron a iniciar el descanso veraniego antes de lo previsto, vuelvo con ganas de recuperar la rutina y de estabilizar un poco mi trabajo bloguero...

Después de este "descanso" estival, voy a iniciar el nuevo curso con unas ensaladitas verdes, para bajar un poco esa barriguita delatora de excesos. Habrá quien ya esté cansada de tanta ensalada, pero no es mi caso, que aún en verano he tenido que seguir elaborando guisos sencillos para procurar una alimentación adecuada a mi familia (en realidad, por mis hijos que aún son pequeños y no comen de todo) y mucha comida de "piscina/playa", fácil de llevar, de conservar y de comer.... En resumen, que comiendo ensaladas me siento más ligera y aún no me he cansado de ellas.

Esta ensalada de hoy con pasta y verde es muy completa. La hice para unos invitados que vinieron a casa a cenar una de estas noches y nos encantó. Si hacéis una dieta de esas que no se mezclan los hidratos con las proteinas, esta propuesta es adecuada, y si necesitáis un aporte extra de fibra también.

ENSALADA DE PASTA CON ESPINACAS
250 gr. de pasta para ensalada, yo usé lacitos de verduras
100 gr. de hojas de espinacas para ensalada
6 tomates secos en aceite escurridos
4 Cucharadas de aceite de oliva
1 Cucharada de vinagre de vino
sal a gusto

Cocer la pasta al dente en abundante agua hirviendo con sal los minutos que indique el paquete. Escurrir, lavar con agua fría y dejar enfriar añadiendo 1 cucharada de aceite para que no se pegue la pasta.

Cortar las hojas de espinacas en un tamaño adecuado, no demasiado pequeño. Cortar los tomates en tiras finas. Mezclar la pasta con los tomates y dejar enfriar en la nevera. Antes de servir añadir las espinacas y mezclar bien. Mezclar el aceite, el vinagre y la sal a gusto, batir bien para emulsionar la vinagreta y añadir a la ensalada.


martes, 28 de julio de 2009

BREVE DESCANSO ESTIVAL

Un poco a mi pesar, voy a darle un algo de descanso al blog, mientras soluciono algunos "problemillas" informáticos y derivados. Será un retiro breve, que aunque obligado, pienso aprovechar para desconectar y extender mis alas al sol. A ver si con un poco de relax, me quito unas arruguillas y de paso me pongo en forma para la próxima temporada (jajajajajaja)......

Os dejo una sonrisa.....

viernes, 17 de julio de 2009

LEGUMBRES DE VERANO II: ENSALADA LIBANESA DE GARBANZOS


Si ya estáis de vacaciones en la playa, el campo o la piscina, muchos de vosotros aprovecharéis para comer fuera de casa un bocata al borde del mar o en el merendero. Bueno quien dice bocata dice tortilla de patatas y todas las opciones que se nos ocurran.

Hoy os presento otra ensalada libanesa, esta vez de garbanzos, parecida a la anterior pero bien distinta en sabor y textura. Me encanta como opción para llevar a la playa acompañada de un pan de pita y poco más. Una opción muy mediterránea, sana y nutritiva. Y lo mejor de todo, es que a las que nos toca preparar estos avíos, esta opción tampoco nos da trabajo y la podemos tener lista la noche antes..... (sin añadir el perejil), acompañada de un gazpacho no encuentro nada más completo (se nota que me gusta ¿verdad? jajajajaja).

Si a vuestros hijos les gustan las legumbres, aprovechad y hacedles ensaladas con ellas durante todo el verano.

ENSALADA LIBANESA DE GARBANZOS
1 bote de garbanzos cocidos
1 ajito chico
1 manojo de perejil rizado
1/2 cebolla (o 1 cebolleta) muy finamente picada
sal a gusto
el zumo de 1 limón
1 yogurt griego
4 cucharadas de aceite de oliva

Lavar, escurrir los garbanzos y colocarlos en una ensaladera. Mezclar la cebolla. Enjuagar el perejil y picarlo sobre los garbanzos. Prensar el ajito sobre el yogurt y añadirle el zumo de limón, el aceite y la sal a gusto. Remover hasta que quede todo mezclado y añadir esto a los garbanzos. Acompañar con pan de pita.

El perejil rizado es más consistente que el conocido perejil de hoja plana y aguanta muy bien los aliños. Al paladar resulta muy agradable su bocado crujiente.

domingo, 12 de julio de 2009

LEGUMBRES DE VERANO: ENSALADA LIBANESA DE JUDÍAS BLANCAS


La pasada edición del HEMC#34 estuvo dedicada a la Cocina del Magreb y del Medio Oriente, y como ya he comentado, aunque me estuve documentando e hice mis deberes, no pude finalmente subirlos al blog y participar en este evento.

Me interesa especialmente la cocina del Medio Oriente, de la zona también denominada Levante mediterráneo, crisol de culturas y escenario de vibrantes episodios de la historia, con la que nuestro país tiene una relación que se remonta a las primeras colonias fenicias asentadas en nuestras costas. Uno de estos países, el Líbano posee una amplia cultura gastronómica, propia, reconocida en todo el mundo.

Me encanta la forma que tienen de aliñar las legumbres, sobre todo en las ensaladas. Y como estamos con los calores, y lo que más nos apetece es comer cosas frescas, me ha parecido una buena idea descubrir esta típica ensalada libanesa de la mano de Mag. Nuevos sabores para nuestras veraniegas ensaladas de legumbres. Sano, sanísimo.(jeje)

ENSALADA LIBANESA DE JUDÍAS BLANCAS 6 p.
1 bote de judías blancas cocidas (o cocerlas en casa)
1/2 cebolla
1 ajo prensado (más bien pequeño)
1/2 vaso de cilantro picado
el zumo de 1 limón
4-6 C. soperas de aceite de oliva
sal y pimienta al gusto

Lavar y escurrir las judías del bote. Picar la cebolla muy finamente y reservar. Mezclar el zumo de limón, el ajo y el aceite de oliva hasta emulsionar. Añadir entonces las judías, la cebolla y el cilantro. Mezclar bien y salpimentar a gusto.

domingo, 5 de julio de 2009

SUAVE Y FRESCO: FLAN DE ESPÁRRAGOS Y LANGOSTINOS

He estado unos días de "escapada" en la Selva Negra y he tenido el blog un poco abandonado. Ni siquiera he podido participar en la última edición del HEMC#34 que Kako, del blog En guete, ha querido dedicar a la Cocina del Medio Oriente y Magreb, ¡a pesar de que yo ya había hecho mis deberes! Al final no tuve tiempo de subir mis propuestas antes de irme de viaje (snif, snif....). En fin, poco a poco os las iré contando, porque estaban muy ricas.

Tras mi regreso, me he dado cuenta de lo poco que estoy usando mi maravillosa olla GM. Y es que cuando llega el calor la mayoría de nosotras abusa de las ensaladas y el gazpacho ¡¡es que es lo más rico!!

Pero me da tanta penita verla solita en la cocina, esperando a que yo me fije en ella, que he pensado en algunos platos veraniegos que se pueden hacer con la GM, ¡con lo que me ayuda en la cocina! Como primera propuesta un flan, que en esta olla salen PERFECTOS y se hacen sin complicaciones, y me ha parecido interesante probar uno con langostinos, que se puede comer frío, acompañado de alguna salsa y ensalada si se quiere, muy apropiado para esta época.



FLAN DE ESPÁRRAGOS VERDES Y LANGOSTINOS 6 P.
1 sobre de crema de espárragos
4 huevos
1 bote de leche evaporada IDEAL
300 gr. de langostinos cocidos
mantequilla
pan rallado

Enmantequillar una flanera y espolvorearla con pan rallado. Reservar.

Pelar los langostinos y picarlos. Reservar.

Batir el sobre de crema de espárragos, los huevos y la leche IDEAL. Añadir a esta mezcla los langostinos y verter en la flanera. Llenamos la cubeta de la olla GM con 2 dedos de agua y acomodar la flanera. Cerrar la olla y programar menu huevos 1 minuto. Cuando termine la dejamos en menú mantenimiento unos 10 minutos más y luego la apagamos. Dejamos que pierda presión sola y que la flanera se enfríe dentro de la olla. Luego la dejamos enfriar en la nevera. Cuando ya esté fría, lo desmoldamos, pasando un cuchillo por el borde del flan si fuera necesario.

Servir acompañado de aguacate, lechugas variadas, vinagreta, mayonesa, tomate picado, etc.

domingo, 28 de junio de 2009

ACOMPAÑAMIENTO: ZANAHORIAS DE GUARNICIÓN CON MICROONDAS PASO A PASO


En mi familia hay una gran afición a la cocina: mi abuela Rosa, de origen canario, era una magnífica cocinera, afición y habilidades que trasmitió a sus hijos, entre los que siempre ha destacado mi tía Pura. No hay plato que se le resista, todo le queda exquisito, cualquier cosa que haga es una fiesta. Supongo que esto tiene mucho que ver con mi obsesión culinaria. Y digo obsesión porque realmente ocupa gran parte del tiempo en mi cabeza y en mi vida (hay obsesiones peores ¿verdad? jajajajaja).

Mi lanzamiento definitivo al mundo de los fogones fue durante mi etapa como au-pair: un año y medio que pasé en el extranjero en casa de una familia con niños, en teoría para cuidar del más pequeño. Comencé como pinche del ama de casa, Bárbara, que me pasó el testigo de la cocina cuando se dió cuenta que me manejaba bien y sabía cocinar. Cociné durante más de un año para 6-10 personas todos los días (sin Thermomix, sin olla GM.... uffff), y todos los viernes tenía que hacer un bizcocho (haciendo cuentas salen muuuuuchos bizcochos). Se lo agradezco infinitamente.

Desde entonces todo ha ido in crescendo.

Bueno, pues para el día a día, como acompañamiento a platos tanto de carne como de pescado, solíamos preparar esta guarnición de zanahorias, que los niños devoraban. La vitamina A que contienen las zanahorias en dosis muy elevadas sólo son asimilables por el organismo en presencia de grasas (liposolubles), es por eso que les añadimos un poco de mantequilla.

ZANAHORIAS DE GUARNICIÓN CON MICROONDAS PASO A PASO
500 gr. de zanahorias
1 cucharada sopera (=C) de mantequilla
1 C de perejil picado seco o 2 si es fresco
1 cucharadita (=c) de azúcar
1 pastilla de avecrem o similar
agua

Lavamos, pelamos y troceamos las zanahorias en trozos regulares.
Las disponemos en un recipiente con tapa apto para el microondas. Añadimos el resto de aderezos y echamos agua hasta que les falte 1 dedo para quedar cubiertas.


Tapamos e introducimos en el microondas 7 minutos a 800W. Sacamos, removemos todo bien y cocinamos de nuevo otros 7 minutos a 800W.


Listo. Ideal para acompañar a pescados blancos, carnes y arroz.

domingo, 21 de junio de 2009

SENCILLOS Y RESULTONES: CHAMPIÑONES AL HORNO CON PROVENZAL

Verduritas, verduritas, verduritas....... Desde que estuve en Lalita confieso que algo ha cambiado. La experiencia de la cocina ovolactovegetariana ha dejado una profunda huella en mi familia. Todo lo que comimos allí estaba delicioso y, aunque nuestra estancia fue corta, las propuestas culinarias eran muy variadas.

Esto me ha animado a cocinar más platos de verduras y reducir considerablemente los de carne y pescado, que me he dado cuenta que valoramos y consumimos demasiado. No me he pasado a la cocina vegetariana, me gustan demasiado el jamón y el salmón ahumado (jajajajaja), pero creo que este cambio redundará en una mejor salud de mi familia.

Así que ahora estoy en una fase "verduril" (jijijiji) y estoy probando cosas nuevas, como estos champiñones que ví hacer en televisión, ¿y pensar que llevo AÑOS guardando esta recetita? ¡Qué ricos y fáciles de hacer! Ala, venga, animaros a prepararlos para cenar con una ensaladita verde y una cervecita bien fría.

Disculpad las fotos tan oscuras, son el resultado de cocinar a las tantas de la noche.....

CHAMPIÑONES AL HORNO CON PROVENZAL 3 p.
6 champiñones grandes
habitas o guisantes cocidos de lata
un poco de jamón picado
pimienta negra
1 ajo
2 cucharadas de perejil fresco picado o 1 si es seco
3 cucharadas de pan rallado
aceite de oliva
vino blanco

Quitamos los pies a los champiñones y los picamos. Los sobreros de los champiñones los ponemos boca arriba en una fuente de horno a la que echaremos un buen chorro de vino blanco y los pies picados. Mezclamos los guisantes y el jamoncito y repartimos en los sombreros. Les damos un toque de pimienta negra molida al gusto.

Como los champiñones no admitían más relleno y me sobró un poquito de jamón, lo eché a la bandeja. Sed generosos con el vino que yo me quedé un pelín corta.

Para la provenzal mezclamos el ajo bien picado o prensado con el pan rallado y el perejil. A esta mezcla le añadimos un hilito de aceite de oliva y removemos bien hasta que nos quede como una pasta. Repartimos esta pasta sobre los champiñones.

Introducimos en el grill del horno unos 10 minutos a 180º, hasta que la provenzal esté doradita.

domingo, 14 de junio de 2009

PASTA CONTRA EL CALOR: MACARRONES DE VERANO


La receta de hoy viene de la mano del Sr. Gallo, ya sabéis el que popularizó la espectacular Sofía Loren. Por cierto, vaya señora, ....hay que ver qué agradecidos pasan los años por ella, que tendrá sus truquitos para salir favorecida, pero ya quisiera yo...

En fin, no se de donde salió un libro de recetas de pastas Gallo que tengo desde hace mil años, creo que se lo dieron a mi padre y este a mí. Es de los años 80 por lo menos y tiene unas recetas muy ricas, entre ellas esta que os presento hoy.

En verano, con el calor que hace, sobre todo por aquí, todo tipo de ensalada es poca. Además, las ensaladas de pasta preparadas con anterioridad no llegan lacias a la mesa como ocurre con las de lechuga o espinacas. Una ventaja ésta muy adecuada para los que comen de fiambrera o para los que necesitamos dejarlo todo listo antes de salir de casa.

Esta combinación de sabores me ha resultado muy agradable y será otro de los fijos para combatir el calor y la desidia.

MACARRONES DE VERANO
500 gr. de macarrones rallados
1 latita de guisantes finos (200 gr.)
2 tomates rojos
hojas de albahaca
una loncha de queso semi curado (del que habitualmente consumáis en casa)
3 Cucharadas de aceite de oliva
1 Cucharada de vinagre de vino
sal

Cocer los macarrones al dente (o al gusto), escurrir y reservar. Limpiar y trocear los tomates. En una ensaladera mezclar los macarrones cocidos, los guisantes escurridos, los tomates picados, la albahaca picada y el queso picadito. Hacer una vinagreta con el resto y aliñar con ella la ensalada.

martes, 9 de junio de 2009

CUMPLEAÑOS INFANTIL: TARTA DE NOCILLA

¡¡Otra vez con la repostería!! Mira que me prometí y me juré a mí misma que después de Semana Santa y hasta el Puente del Pilar ¡NADA DE DULCES! Y venga, vosotras a publicar tartas, muffins y bizcochos ¡¡a estas alturas del año!! Chicas, por Dios, ¡un respiro!....que la temporada de piscinas ha comenzado ya y el bikini y yo seguimos peleados.

Pero como mi niña ha cumplido los dos añitos, no me ha quedado más remedio que ponerme manos a la obra, así que he aprovechado la ocasión para dar forma a algo que me rondaba la cabeza hace mucho tiempo: una tarta de nocilla. Vale, vale, ya sé que es una pasada, pero ha quedado tan rica... Es mi primera tarta de cumpleaños desde que empecé con el blog y ya he mejorado, con la ayuda de algunas de vosotras no veas lo que estoy aprendiendo.

Bueno, desde aquí PROCLAMO PÚBLICAMENTE que hasta el Pilar este blog no volverá a publicar recetas sugerentes de bizcochos, tartas ni derivados, sólo postres con fruta, en pro de una vida más sana y una línea más ajustada (jajajajajajaja).

Bueno espero que os guste esta tarta, a nosotros nos ha encantado y a mis hijos ¡¡mucho más!!



TARTA DE NOCILLA
Bizcocho genovés:
4 huevos
100 gr. azúcar
100 gr. nocilla a temperatura ambiente
120 gr. harina
1/2 sobre de levadura

Relleno:
200 ml. nata para montar (1 brick)
100 gr nocilla

Almíbar:
100 ml. agua
100 gr. azúcar

Merengue italiano:
4 claras de huevo
400 grs.de azúcar blanca
Agua, cantidad necesaria

Preparamos un molde redondo de 26 cm. de diámetro engrasándolo o forrándolo con papel de hornear. Calentamos el horno a 170º (calor arriba y abajo y turbo). Si no tenéis turbo, calentad a 180ºC.

Bizcocho:
Ponemos la mariposa en la Thermomix y ponemos los huevos y el azúcar. Los batimos a 5 minutos - T40º - V 3 1/2. Si no tenéis Thermomix, podéis hacer este paso poniendo la mezcla al Baño María mientras batís con unas barillas eléctricas. Al final la mezcla tendrá un color blanquecino y habrá duplicado su volúmen.

Añadimos la nocilla y mezclamos unos segundos a V 3 1/2 hasta que esté integrado. Incorporamos entonces la harina mezclada con la levadura y lo batimos 8 segundos - V 3 1/2. Verter la masa rápidamente en el molde y hornear durante 20 minutos. Sacamos y dejamos enfriar sobre una rejilla.

Relleno:
En un cacillo o al microondas, calentamos la nata. Añadimos la nocilla y removemos bien para que se deshaga y se integre bien. Dejamos enfriar en la nevera. Tiene que estar bien frío para que la nata monte: montamos la nata, yo con una barillas eléctricas, hasta que nos quede bien dura. Reservar.

Merengue italiano:
Este merengue se hace usando un almíbar templado a punto de bola. Primeramente haremos el almíbar, para lo cual en un cacillo ponemos el azúcar y el agua necesaria para que la cubra. Lo llevamos a ebullición, y sin remover dejarmos que el almíbar alcance el punto de bola (entre 115º y 120º). Si no tenéis termómetro, metéis las puntas de un tenedor, lo sacáis y la última gota ha de quedarse bien adherida. Mientras montamos las claras a punto de nieve firme a 37º, unos 4 minutos y medio a V 3 1/2. Una vez listo el almíbar se añade poco a poco, un hilito, por la tapa a las claras mientras seguimos batiendo a V 3 1/2 pero ya sin temperatura, hasta que alcance el punto adecuado, que será cuando el conjunto se haya enfriado totalmente.

Montaje:
Cuando el bizcocho esté frío lo partimos por la mitad. Preparamos el almíbar llevando los dos ingredientes a ebullición y dejando que hierva 1 minuto. Retiramos. Con este almíbar, al que podéis añadir un chorrito de algún licor o aroma, bañamos la base de la tarta. Sobre la base mojada colocamos el relleno.

La otra tapa del bizcocho la untamos de nocilla por un lado, una capa muy finita. Colocamos la tapa sobre el relleno. Metemos el merengue en una manga pastelera y con todo el pulso y maña que tengamos adornaremos la tarta hasta cubrirla por entero de blanco. Adornar el merengue con unos fideos de colores o de chocolate.