domingo, 19 de abril de 2009

DE 5 TENEDORES: BOCADOS DE RETINTO EN SALSA CON ALMEJAS


No es habitual que yo haga recetas con ingredientes de esos que llamamos "para un día especial", pero esta lo merecía. Así además, os enseño algunas de las cosas típicas de esta región por si venís alguna vez y podeis degustarlas disfrutando del verde paisaje.

El Retinto es una carne de ternera, de la raza retinta, que se cría en la dehesa extremeña y que es de excelente calidad. De hecho, la comercialización de la carne de estos animales únicamente está certificada por la Marca de Calidad "Carne de Retinto" y se acoge a la I.G.P. Ternera de Extremadura.

Haciendo honor a uno de los guisos más conocidos de la "raya" (frontera) portuguesa (la Carne a la alentejana) y seguramente dejándose inspirar por él, algunos restaurante de esta región sirven este exquisito plato con almejas de carril!!!! (lo siento, mi presupuesto no da para más, yo he usado unas latas de almejas al natural, que no es lo mismo pero es lo más parecido).

Estas pequeñas albóndigas de retinto con piñones y tocino ibérico se dejan acariciar por unas tiernas almejas gallegas (quien pueda de carril $$$) que dejan su sabor en una aromática salsa con vino oloroso.....

¿No tenéis que celebrar algún aniversario, el fin del doctorado, un ascenso, una pedida, una despedida o una bienvenida o incluso el divorcio como hacen las más modernas? Pues hala, esta es la receta a la altura del momento. ¡Que aproveche!


BOCADOS DE RETINTO EN SALSA CON ALMEJAS 4 p.
Para los bocados:
500 gr. de carne de retinto picada (pedid que os la pasen 2 veces por la máquina)
1 huevo
100 gr. tocino ibérico veteado
50 gr. piñones
50 gr. de miga de pan (2 rebanadas de pan de molde sin corteza)
leche
1 cebollita o cebolleta
1 ajo
pimienta negra molida
sal
Para el guiso:
1 cebolla
1/2 pimiento rojo
1/2 pimiento verde
1 dl . vino oloroso dulce
1/2 caldo de carne
1 hoja de laurel
3 latas de almejas gallegas al natural con su caldo

Aliñamos la carne: remojamos el pan en leche, picamos el tocino veteado (es decir, que tenga algo de jamoncito), troceamos la cebolla. En el vaso de la batidora trituramos la cebolla con el pan. Luego añadimos el ajo, el tocino y el huevo. La pasta resultante se la echamos a la carne y los piñones enteros. Remover muy bien la mezcla y dejar reposar en la nevera, incluso de un día para otro.

Poner la carne en una manga pastelera. Calentar aceite en una sartén y con la ayuda de la manga vamos dejando caer pequeñas porciones de masa. No hace falta darles forma, estas quedan muy "rústicas" así. Una vez frita una tanda, ponemos otra. Las vamos reservando en una fuente.

Mientras podemos hacer el guiso. Rehogamos en una cacerola, yo en la olla GM en menú Cocina, las verduras picadas. Cuando estén tiernas se añade el vino y despúes de que de un hervor, el caldo de carne y el jugo de las almejas. Si queremos una salsa fina es el momento de triturar. Añadir el laurel y las albóndigas y dejar cocer 45-60 minutos a fuego lento (añadiendo algo de agua si vemos que la salsa se espesa demasiado), yo en la olla GM menu carne. Agregar las almejas y cocer 2 minutos más.

3 comentarios:

La cocinera dijo...

Bueniiiiiiiiiiiiisimo!
Me tentaría mojar el pancito en esa salsa tan sabrosa, me lo imagino y se me hace agua la boca.
Mmm.
Besos.

Lola de Almería dijo...

Hola Angel, la verdad es que no me importaria hacer las albondigas con esa carne, pero por desgracia para mi en Almeria no llegan esas delicatesen ¡¡¡pena negra¡¡¡¡
Y las almejas de carril aqui en mi tierra la encuentas abuen precio. Acada uno lo suyo jajjaaa.
Saludos desde Almeria.

Onega dijo...

pues me ha gustado mucho esta receta... los guisados me rechiflan y si tienen una historia y una personalidad...todavía más.
¡¡qué rico!!