viernes, 24 de abril de 2009

RECUERDOS DE UN VIAJE: HOJALDRE BELLA ITALIA


Hoy voy a compartir con vosotros un buen recuerdo: mi viaje de novios.

Nuestro viaje de novios no fue al Caribe ni a ningún destino exótico. Nosotros fuimos a Italia, concretamente a Roma y a Florencia. De eso hace ya algunos años, (pero no tantos!).

Paseamos por sus calles y sus plazas. Montamos en autobús urbano. Nos jugamos la vida en cada paso de peatones. Comimos pasta y pizza. Bebí su delicioso vino. Tiramos la moneda en la Fontana. Bajamos las escaleras de la Piazza de Espagna. Pero sobre todo, visitamos muchos museos y restos arqueológicos...... es lo que tiene "la ciudad eterna".

Tengo una especial debilidad por el arte antiguo, así que las ruinas de Foro, del Palatino, de las termas, del Coliseo.... me dejaron maravillada. Y ahí estaba yo, dentro de la Historia, intentando imaginar cómo sería la vida en el s. III d. C. en aquella ciudad.

Cuando llegué al Museo Vaticano (por cierto, lleno de representaciones de ängeles, que es lo suyo), ya estaba yo muy sensible. Y diréis que soy tonta, pero cuando me encontré frente al Apoxiomeno (copia romana en mármol del original griego desaparecido), me pareció tan sublime, tan precioso, tan perfecto... que lloré de la emoción.... pero vamos, a moco y baba (ay, qué vergüenza ¿verdad?). Y digo yo: para haber resistido intacto el paso del tiempo y haber llegado hasta nosotros 2000 años después, ha debido conmover a muchas más personas puesto que la han protegido y ahí está.

En recuerdo a esta "experiencia religosa" que diría un conocido cantante, hoy os traigo un hojaldre con los colores de Italia: verde (pesto de espinacas y nueces), blanco (pollo) y rojo (tomates secos en aceite). Espero que os guste.

Con esta propuesta participo por segunda vez en el HEMC#32, dedicado al hojaldre.

HOJALDRE BELLA ITALIA 4-6 p.
1 lámina de hojaldre (esta es del Lidl)

Para el pesto de espinacas y nueces:
100 gr. de hojas de espinacas para ensalada
75 gr. de nueces
40 gr. parmesano rallado

1 diente de ajo prensado
1 dl. aceite de oliva virgen
sal
pimienta blanca molida

Para el pollo:
2 pechugas de pollo trituradas
100 gr. queso Philadelphia
2 rebanadas pan de molde s/corteza
100 ml. leche
2 ajitos prensados
sal, pimienta

tomates secos en aceite
1 huevo para pintar

PESTO DE ESPINACAS Y NUECES:
Triturar con la batidora todos los ingredientes hasta conseguir una pasta lisa. Guardar en un recipiente cerrado en la nevera cubriendo la superficie con un poco de aceite de oliva.
MASA DE POLLO:
Poner la leche en un bol, añadir el pan y dejar que se remoje bien. Añadir los ajos y las pechugas de pollo trituradas. Mezclar bien. Finalmente añadir el queso, salpimentar y mezclar muy bien.

Escurrir los tomates del aceite. Extender el hojaldre y colocar una cama de tomates. Sobre ellos extendemos la masa de pollo y sobre ésta extendemos parte del pesto de espinacas. Cubrimos todo con el hojaldre en la forma que prefiramos. Pintamos el hojaldre con huevo batido e introducimos al horno: 220ºC calor arriba y abajo o a 200ºC si es de aire, durante 25 minutos.

Acompañar de una ensalada sencilla.
hemc 32 - hojaldre

7 comentarios:

Laura. dijo...

Que rico hojaldre, tiene un aspecto fantástico.Un saludo!

Akane dijo...

Gracias por compartir el relato de vuestro viaje de novios :) Si yo algún día tengo el mío, tampoco querré irme al Caribe ni nada parecido; creo que hay tanto por descubrir todavía en la vieja Europa que no me apetece tanto aún cruzarme el océano.

Ay Italia! Yo sólo he estado en la Toscana (preciosa, deliciosa) y tengo Roma como mi gran asignatura pendiente. Ya ves, a punto de lincenciarme en Historia del arte y aún no he pisado la ciudad eterna!

Sé muy bien lo que es estar ante una obra determinada, quedarte paralizada y de pronto sentir cómo te invade una emoción intensa, difícil de explicar... es fantástico experimentar eso. Hoy hay tanto turismo con hambre de ver todo lo posible que esos momentos de conexión con las obras se están perdiendo; es una lástima.

En fin, que me enrrollo mucho!
Tu hojaldre, espectacular, menudo relleno más rico. Me encantan las espinacas!

Un beso

Gemma dijo...

Las recetas inspiradas en viajes y vacaciones me encantan, nos traen dulces y buenos recuerdos...
Muchas gracias por compartir tus recuerdos con todos los del HEMC :)

Tamara Ferrero dijo...

Que preciosa historia Nike.
A mi me encanta todo, ya sea una playa de azul mar y sol brillante, como unas termas, en una ciudad romantica.
Siempre quise ir a roma, ya que su historia sobre la civilizacion me tiene enganchada.
El plato, se ve sencillamente delicioso y sin duda alguna, cuando desee hacerlo, mirare esta receta :)
Un saludo.

MARISOL dijo...

Te cojo un trocito para comer y quitarme el hambre y tambien te cojo un trozo maravilloso de tu relato y me lo llevo para quitame el hambre de ver.

besos guapa.

Eva dijo...

Hola! un hojaldre delicioso, yo tengo en la nevera dos planchas del lidl para probar recetas. En mi blog he dejado una cosita para ti. bs!
Ma Petite Boulangerie

Inmaculada (Adi) dijo...

Como me ha gustado tu historia, así es como deben ser los viajes de novios: maravillosos e inolvidables.

No conocía la estatua de la que nos hablas, de manera que he ido al enlace que nos pones y me ha parecido una verdadera maravilla. Gracias por contárnoslo.

Y también muchas gracias por la deliciosa receta. De lujo.

Un abrazo.