domingo, 8 de noviembre de 2009

TENTACIONES OTOÑALES: BIZCOCHO DE AVELLANAS ANGELIQUE


Con bastante retraso a mi cita semanal os presento uno de los mejores bizcochos que he probado jamás. Este es de los pocos, si no el único, que repito con cierta frecuencia. Ya véis, para enmendar mi ausencia os traigo un bocado dulce, y de los buenos.

Contraindicado para contadoras de calorías y amantes de lo "sin". Lleva una buena dosis de avellanas que se complementa con unas perlitas de chocolate en su interior. En la foto que presento, va cubierto de un glaseado simple que no me quedó como debía (¡pido perdon!), así que no dejéis que os engañe su aspecto poco agraciado. Recomiendo a las más atrevidas que lo cubran de chocolate.

Ahora que tenemos los frutos secos de temporada a mano, hay que aprovecharlos en mil preparaciones para disfrutar de su frescura y de su aroma. Y será eso, aroma, aroma a otoño (¡y a pecado!) lo que invada vuestra casa mientras cocéis este bizcocho en el horno.

Por cierto, se llama así, porque la receta original me la proporcionó una amiga, que a su vez la tenía de su amiga Angelique. ¡¡Gracias Angelique!!


BIZCOCHO DE AVELLANAS ANGELIQUE
150 gr. de mantequilla
200 gr. azúcar
1 Cucharada de azúcar vainillado
3 huevos
125 gr. de harina
75 gr. maicena
1 sobre de levadura
150-200 gr. avellanas picadas
100 gr. perlitas de chocolate

Batimos la mantequilla hasta que esté blanca y le añadimos el azúcar y el azúcar vainillado. Batimos bien hasta que tengamos una mezcla esponjosa y vamos añadiendo los huevos de uno en uno. Una vez integrado el último huevo, añadimos las dos harinas mezcladas con la levadura. En este punto hay que batir lo justo para que se integre la harina. Añadimos las avellanas y las perlitas de chocolate, removiendo con una cuchara o lengua. Si la masa quedara demasiado espesa, añadimos un poquito de leche.

Precalentar el horno a 175ºC. Introducir la masa y cocer durante 70 minutos.

Una vez frío se puede cubrir de chocolate o de un glaseado. (Recomiendo que sea con chocolate.)

Uuhmmmmm...............


2 comentarios:

Akane dijo...

Mmmm... aroma a otoño pecaminoso, ¿qué más se puede pedir a un buen bizcocho? :P
Las avellanas tendrás muchas calorías, pero al menos son de las sanas! Así que no hay remordimientos que valgan; el bizcocho tiene un aspecto riquísimo.

Besos

Nikë Samo dijo...

tienes razón, es más pecaminoso que el chocolate Valor (jajajajaja), y a quien le guste pecar.... ya sabe.

Un saludo, Nikë