domingo, 7 de febrero de 2010

CON AMIGAS: PASTAS DE TE CON AVELLANAS


Una vez al mes nos reunimos las amigas para una larga jornada de charla y risas. Un día para recordar, para reirse de todo lo que se mueve y para dar un repaso a los últimos acontecimientos. Estamos todas tan ocupadas que hemos instituido esta fórmula para mantener el contacto...... bueno, en realidad cualquier escusa es buena para reunirse con las amigas.

En cada ocasión quedamos en una casa diferente, así las anfitrionas nos vamos turnando y se hace más liviano eso de tener invitados, porque el trabajo y los niños (bueno, y los no tan niños) no dejan apenas tiempo para florituras. Aun así, todas nos esforzados en preparar nuestra tarde especial como mejor sabemos.

Este mes ha tocado en mi casa y he preparado una sesión de té muy británica, para la que he hecho especialmente unas pastas deliciosas, con una presencia inmejorable y muy sencillas de hacer a la vez. Han sido un éxito total y ¡menos mal que nos las hemos comido entre todas!, mi línea no resistiría que sobrara alguna porque al final me las termino comiendo yo.......

PASTAS DE TE CON AVELLANAS
250 gr. de harina
125 gr. de mantequilla a temperatura ambiente
125 gr. de azucar glas
1 huevo
1 Cucharada de agua de azahar
avellanas
2-3 Cucharadas de café capuchino en polvo (en mi caso Hacendado)300 gr. de chocolate con leche de cobertura

Volcar la harina en un cuenco grande. Repartir la mantequilla en trocitos y añadir el azúcar, el agua de azahar y el huevo. Amasar hasta formar una bola y dejar reposar 1 hora en la nevera envuelta en papel film. Pasado ese tiempo, sobre una superficie ligeramente enharinada estiramos con un rodillo un trozo de masa, el resto mientras a la nevera, hasta que tenga un grosor aprox. de 1/2 centímetros. Cortar con un molde, en este caso de flor, tantas galletas como se pueda y depositarlas sobre una bandeja de horno forrada con papel de hornear. Repetir esta operación hasta consumir toda la masa. Una vez que tenemos todas las galletas cortadas colocamos una avellana en el centro de cada una, hundiéndola ligeramente en la masa. Seguidamente ponemos los polvos del capuchino instantáneo en un colador fino y espolvoreamos las galletas. Horneamos las galletas a 200ºC durante 10 minutos. Las pasamos a una rejilla para que se enfríen bien. Derretimos al baño maría el chocolate de cobertura y lo vertemos en una bolsita. Cortamos una esquinita de la bolsita y usándola como una manga pastelera, zigzageamos el chocolate sobre las galletas para la decoración final. Dejar enfriar completamente antes de servir.

2 comentarios:

Marian Quirós dijo...

Chica cuanto tiempo sin "verte"
estas pastas se ven divinas de la muerte y si además las comisteis en buena compañía pues aun mas divinas
besitos guapa

Nikë Samo dijo...

Hola Marian, tienes razón, la entrada del nuevo año me ha dejado un poco "loca" y no he actualizado con la regularidad que acostumbro. Yo sí que te he "visto", en la tele incluso y fenomenal. Un beso muy fuerte y gracias por venir.